Homeopatía en Lleida


Doctor Evaristo Galdeano Borra doctor en escritorio
Doctor realizando apuntes

Terapias

El Doctor Evaristo Galdeano Borra pone a disposición de sus pacientes diferentes terapias.
Esto permite personalizar a cada paciente la/las terapias más indicadas adecuadas a sus dolencias.

Acupuntura tradicional china  

La Acupuntura es la rama terapéutica más conocida de la Medicina Tradicional China que comprende además la moxibustión, la masoterapia (masajes), la farmacopea con fitoterapia, la dietética y las técnicas de gimnasia corporal.

Junto a la medicina ayurveda (India), ha permanecido vigente durante milenios (sus orígenes se remontan a 6000-5000 años antes de J.C.). En la actualidad, se sigue practicando en su país de origen y se ha extendido desde el lejano oriente hasta el mundo occidental. Tan larga experiencia es la mejor prueba de su eficacia.

Consiste en la estimulación, por medio de agujas, de puntos específicos de la piel que forman parte de una red de canales que tenemos distribuidos por todo nuestro cuerpo al igual que el sistema nervioso o circulatorio. El sistema nervioso regula todas las funciones del organismo a través de los nervios (motores, sensitivos y vegetativos). 

La acupuntura estimula los nervios periféricos actuando como un neuromodulador del cuerpo que lo regula, equilibra, y cura cuando está enfermo. La acción terapéutica de la acupuntura en el dolor es debida al efecto analgésico que provoca la secreción endógena de endorfinas (sustancias analgésicas).

Además, se utilizan también otras técnicas de la medicina tradicional china:

  • Moxibustión: aplicación de calor en los puntos de la piel con conos o puros de artemisa.
  • Ventosaterapia: aplicación terapéutica de vacío.
  • Auriculoterapia: aplicación de agujas, imanes o semillas en puntos de la oreja.
  • Craneopuntura: técnica específica de zonas craneales para terapia del sistema nervioso.
  • Electro acupuntura: aplicación de estimulación eléctrica en las agujas.


La aplicación clínica de la acupuntura es muy amplia y puede usarse en diferentes patologías y casos:

  • Sistema respiratorio: alergias, asma, bronquitis de repetición, insuficiencia respiratoria. Prevención de patologías invernales.
  • Sistema digestivo: dolores abdominales, gases e hinchazón abdominal, gastritis y reflujo gastroesofágico, úlcera, colon irritable, diarreas, estreñimiento, entre otros.
  • Sistema nervioso: migrañas y cefaleas, herpes zoster, parálisis facial, neuralgias trigémino, síndrome de piernas inquietas, temblores y secuelas de accidentes vasculares cerebrales.
  • Sistema urinario: cistitis de repetición, prostatitis, litiasis urinarias, impotencia sexual, vejiga inestable.
  • Sistema reproductor: dismenorrea y alteraciones del ciclo menstrual, coadyuvante en tratamientos de infertilidad (inseminación, FIV), amenazas de aborto, trastornos del embarazo, mal posición fetal.
  • Sistema otorrinolaringológico: acufenos, vértigos, rinitis, obstrucción nasal, entre otros.
  • Sistema circulatorio: hemorroides, varices, piernas hinchadas y pesadas, entre otros.
  • Sistema cutáneo: eccemas, prurito, dermatitis atópica, entre otros.
  • Psiquiatría: ansiedad, estrés, insomnio, fatiga, cansancio, depresión, entre otros.
  • Ayuda en dietas para perder peso y en tabaquismo.
  • Facilita y acelera los procesos de recuperación y rehabilitación tras cirugía.
  • Mejora el sistema defensivo e inmune.
  • Tratamiento del dolor: Artrosis y artritis, lumbociática, hernias discales, fibromialgia y fatiga crónica, espolón calcáneo, fascitis plantares, epicondilitis (codo de tenista) tendinitis, tenosinovitis, trocanteritis, entesopatías (patología de las inserciones óseas de tendones, ligamentos y cápsulas articulares), contracturas musculares, esguinces, patología deportiva, entre otros.

Con 35 años de experiencia en rehabilitación y recuperación funcional y más de 15.000 historias clínicas, el doctor Galdeano aplica la acupuntura tradicional china, la electroestimulación acupuntural, la moxibustión, la biopuntura, la terapia neural, la ventosaterapia, los bloqueos nerviosos e infiltraciones terapéuticas, para tratar el dolor.

Medicina natural

En el hombre enfermo existe una tendencia, una capacidad espontánea de recuperar la salud: vis naturae medicatrix (energía curativa natural).

El médico naturista siempre trabaja siguiendo estas premisas:

  1. Procurar no hacer daño.
  2. Eliminar lo que perjudica para favorecer la recuperación espontánea de la salud.
  3. Indicar aquello que pueda estimular tal recuperación.
  4. Una alimentación adecuada, dietas depurativas, actividad física y respiración energética, meditación, fitoterapia, homeopatía, acupuntura, flores de Bach, oligoelementos, nutrición celular activa, terapia neural, etc.

Recuperación funcional y terapia del dolor

Facilita la recuperación física y progresión de las estructuras afectadas por  una lesión. Es un elemento dinamizador para la vuelta a la vida ordinaria en las mejores condiciones posibles, con seguridad, eficacia y rapidez. Ayuda en la recuperación postquirúrgica.

Con 35 años de experiencia en rehabilitación y recuperación funcional y más de 15.000 historias clínicas, el doctor Galdeano aplica la acupuntura tradicional china, la electroestimulación acupuntural, la moxibustión, la biopuntura, la terapia neural, la ventosaterapia, los bloqueos nerviosos e infiltraciones terapéuticas, para tratar el dolor.

Dietoterapia y dieta alcalina

Hipócrates dijo: "Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento", indicando la importancia de la alimentación en el mantenimiento de la salud.

La dietoterapia se basa en la prevención y curación de las enfermedades o la eliminación de sus síntomas, a través de los alimentos que ingerimos o los que eliminamos de la dieta. No solamente considera las propiedades alimenticias, sino también las manipulaciones y procesos a los cuales están sometidos los alimentos, así como los métodos de cultivo o crianza de las plantas o animales que ingerimos.

Es la primera de las terapias de la naturaleza y la emplean tanto los seres humanos como los animales.
Desde la prehistoria, los animales han sabido regular la ingestión de alimentos para corregir los desequilibrios de la salud o para atenuar los síntomas. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en nuestras mascotas que, por “instinto”, se purgan comiendo determinadas plantas o haciendo ayuno cuando se encuentran mal.

Los humanos no hemos perdido este instinto del todo, el problema es que no escuchamos a nuestro organismo.

¿Quién no ha sentido en un momento cierto rechazo por un alimento? Lo ha tomado y, posteriormente, le ha sentado mal. O en determinadas ocasiones tenemos la necesidad de tomar algo dulce o salado. Muchas veces nuestro propio organismo nos dice lo que debemos o no debemos tomar.

Los ejemplos del uso de la dietoterapia van desde la dieta “blanda”, en caso de los problemas gastrointestinales; pasando por la dieta para la diabetes, la eliminación del gluten para los celiacos o simplemente las dietas ricas en hierro, para la anemia.

Se tienen en cuenta los conocimientos científicos actuales en alimentación. Asimismo, se considera la experiencia, las leyes de la naturaleza y las energías sutiles que los organismos vivos tienen en sí mismos, como la energía vital que los alimentos crudos y vivos nos pueden aportar.

Además de las propiedades físicas de los alimentos, de los componentes nutritivos que nos aportan, se consideran las propiedades terapéuticas, la manipulación, los procesos de cultivo utilizando los productos que se han conseguido de una forma natural sin la utilización de productos químicos. Hay que valorar la desnaturalización que se produce en ciertas formas de preparación o conservación de los alimentos.

En definitiva, para tener una buena salud hay que cuidar la alimentación y utilizar los alimentos como una forma de prevención, curación o eliminación de los síntomas de las enfermedades.

La dieta alcalina valora los alimentos que ingerimos, no en cuanto a sus calorías, sino en el modo en cómo afectan a nuestra salud. Propone la ingesta de alimentos alcalinos (hortalizas) frente a los de tipo ácido (azúcares y harinas), puesto que el consumo de alimentos alcalinos y su efecto en el pH de nuestro cuerpo ejercen una acción preventiva de enfermedades.

La salud de nuestro cuerpo depende de cómo nos alimentamos. Una mala alimentación puede provocarnos disfunciones e incluso enfermedades. Una alimentación balanceada nos aportará equilibrio interno y protección ante numerosas patologías. Así, numerosos estudios científicos indican que enfermedades de tipo cardiovascular, pulmonar, renal, cerebrales e incluso determinados tipos de cáncer, pueden desarrollarse más fácilmente en organismos ácidos que en alcalinos.

La alcalinidad viene determinada por el nivel de pH corporal. Éste, a diferencia del pH sanguíneo, puede variar en función de nuestra alimentación, emociones, metabolismo y efectos de la contaminación ambiental y debe ser ligeramente alcalino (entre 7 y 7.5). Por el contrario, el pH sanguíneo es un valor muy estable que apenas varía, ya que el organismo está diseñado para mantenerlo siempre en el rango de pH 7.365 - 7.4.

Un estilo de vida alcalino conlleva, entre otras cosas, seguir una alimentación en la que el 80 % de nuestra dieta se base en alimentos alcalinizantes y el 20 % restante en alimentos no tan alcalinizantes pero saludables y con otras propiedades nutricionales beneficiosas. Cuanto más alcalino es el estilo de vida, las personas se encuentran más vitales, energéticas, de mejor humor, más saludables y jóvenes.

En definitiva, mantener un sano equilibrio corporal alcalino-ácido nos aporta beneficios como:

  • Incrementar la calidad de la nutrición celular.
  • Energía y vitalidad renovada.
  • Entusiasmo e ilusión por vivir y mayor felicidad.
  • Equilibrio del peso corporal.
  • Mejor humor y más sentimiento de felicidad.
  • Mayor claridad mental.
  • Fortalecimiento del sistema inmune.
  • Aumento de la libido.

Existen estudios científicos en los que se pone de manifiesto la relación directa entre la alimentación y la salud, así como entre el necesario equilibrio del pH y la salud.

La dieta alcalina es más que una dieta, realmente es un estilo de vida que incluye no sólo la alimentación adecuada para mantener el equilibrio del pH, sino también el equilibrio de las emociones y el correcto manejo del estrés, ejercicio físico, descanso suficiente, etc.

Terapia neural 

La terapia neural es el tratamiento sobre el sistema vegetativo o sistema de control cibernético de todos los mecanismos de regulación. La terapia neural según Huneke es un sistema terapéutico que ejerce su acción a través del vegetativo, con la aplicación de anestésicos locales bien sea inyectándolos en el terreno segmentado de la enfermedad, en este caso terapia segmental, o bien desconectando el campo interferente causante de la enfermedad.   

Todas las partes de nuestro cuerpo y nuestro ser están relacionadas entre sí, en parte debido a que mente, órganos y tejidos están conectados a una misma red nerviosa. El sistema nervioso vegetativo regula las funciones de órganos y tejidos, integrándolos en ese todo y manteniéndolo en su máximo equilibrio posible.

Cualquier irritación sobre esa red nerviosa (cicatrices, infecciones, intervenciones quirúrgicas, estrés emocional...) puede alterar el sistema neurovegetativo y así generar la aparición de síntomas diversos en cualquier zona de cuerpo.

La terapia neural neutraliza esas irritaciones mediante inyecciones de procaína en puntos específicos según la historia de vida de cada persona. Así, su sistema nervioso buscará un nuevo orden de mayor equilibrio en el cual el dolor, la infección, la alergia, el desarreglo hormonal... quizás ya no tendrán necesidad de ser.

Auriculomedicina

La auriculoterapia es una técnica reflexoterápica de origen occidental y de historia relativamente reciente, aunque ya existían precedentes históricos en la antigua China que sugerían la posibilidad de utilizar el pabellón de la oreja con finalidades diagnósticas y terapéuticas.

Se fundamenta en la existencia en el pabellón auricular, en situaciones de conflictos patológicos, de unos puntos especiales en la dermis que se pueden detectar fácilmente por diversos medios y cuya estimulación produce, a distancia, efectos reflejos que se traducen en una mejoría o en una desaparición de las molestias que aqueja el enfermo.

Las vías nerviosas que permiten que esto ocurra han sido perfectamente estudiadas, y no es más que la existencia de un microsistema en el pabellón de la oreja que interconecta con todo el organismo, del mismo modo que lo hacen otros microsistemas como son la nariz, las manos o las plantas de los pies.

Sales de Schüssler 

Las sales de Schüssler son compuestos minerales inorgánicos que forman parte de las estructuras celulares, un pequeño déficit de estas sales puede ser la causa de importantes trastornos patológicos.

El Dr. Schüssler centró su terapéutica en 12 sales minerales presentes en los tejidos del organismo de forma natural y que ingerimos diariamente mediante nuestra alimentación. Sin embargo, la función terapéutica de éstas no consiste en proporcionar al cuerpo los minerales que necesita, sino en ayudar al cuerpo a compensar las alteraciones en la distribución y absorción de los minerales durante la enfermedad.

Las 12 sales de Schüssler ejercen una función reguladora del organismo y su aporte desencadena un estímulo que capacita a las células para una mayor y mejor absorción de las sales minerales contenidas en la alimentación, mejorando la salud y el bienestar de la persona.

El fundamento de este método terapéutico se encuentra en la bioquímica, ciencia que estudia la composición y estructura química de los seres vivos y la dinámica de sus procesos metabólicos. Las sales minerales son elementos nutritivos esenciales para las células.

Un déficit en la distribución de estos compuestos inorgánicos impide el desarrollo de una actividad celular normal, desencadenando el proceso que conocemos como enfermedad. Mediante el aporte de pequeñas dosis de estas sales se puede restablecer la nutrición celular y, con ello, la salud del organismo.

Para que la célula funcione correctamente debe disponer de todas las sustancias que precise, en cantidad suficiente. Además, para permitir el paso a través de la membrana hacia el interior y hacia el exterior de la célula, la concentración de estas sustancias debe ser la correcta.

Las sales de Schüssler constituyen una terapia natural, totalmente segura y que puede complementar cualquier otro tratamiento.

Homeopatía y homotoxicología

Homeopatía

La homeopatía es un método médico que se basa en un cuerpo de doctrina (Organón de la Medicina y Tratado de las Enfermedades Crónicas) y en un cuerpo terapéutico (Materia Médica) creada por el médico  Christian-Samuel Hahnemann, a finales del siglo XVIII.

Considera al individuo en su totalidad.

Su práctica exige un profundo conocimiento de los procesos diagnósticos de la enfermedad y de su expresión a través de las reacciones personales propias de cada paciente. Exige el conocimiento de las bases científicas de la fisiopatología humana, además de la Materia Médica Homeopática.

La salud de un organismo depende del equilibrio establecido entre lo físico y lo psíquico, y este mismo equilibrio depende de numerosos factores que surgen en la vida de cada sujeto. Por esta razón, el médico homeópata se preocupará más del enfermo que de la enfermedad en sí, considerando a su paciente como una entidad singular, marcada por una dualidad profunda que se inscribe en el tiempo y en el espacio; dos vías que han de seguirse al mismo tiempo para llegar a la curación.

Dado que las afecciones lesionales, funcionales y psíquicas no pueden disociarse, la modalidad de estos tres elementos implica un tratamiento adecuado a cada paciente, cuya complejidad existencial no puede dejar de ser reconocida.

Si la homeopatía puede resultar sospechosa para las mentes materialistas y cientifistas (en el sentido más restringido del término) esto se debe, sin duda, a que tiene en cuenta la parte de misterio y de irracional que hay en todo ser humano.

En este sentido, la homeopatía implica una noción diferente de la enfermedad, un enfoque distinto del enfermo cada vez, una concepción «humanista», podríamos decir, de la Medicina. Las nociones que en ella se desarrollan permiten captar mejor la "concepción médico-homeopática", porque la homeopatía no es solamente una terapéutica, es también una forma de medicina basada en una concepción global del individuo.

No tiene en cuenta únicamente una enfermedad que sobreviene a un individuo determinado que tiene sus propias reacciones. La homeopatía aúna en su concepción, el principio ya enunciado por Hipócrates: "unidad: enfermedad/enfermo/remedio"  que hace referencia a un enfoque holístico de la persona.

Pero la homeopatía no es solamente una concepción. También es un método terapéutico. Hahnemann experimentó, primero sobre sí mismo y sobre su entorno, la mayor parte de las sustancias medicamentosas empleadas en su época: belladona, bryonia, acónito, quinina, etc., para conocer los síntomas que provocaban en un individuo con buena salud. Después, las utilizó como medicamentos en los enfermos que presentaban síntomas análogos a estos, revelados por la experimentación. Los resultados obtenidos le permitieron formular la ley de las semejanzas, base del método homeopático:

«Todo producto que, administrado en dosis elevadas a un hombre de buena salud y le provoca determinados trastornos; puede, en dosis bajas, hacer desaparecer estos mismos trastornos en el hombre enfermo».

Es un hecho evidente que la homeopatía se desarrolla y que alrededor de ella lo hacen también todas las terapéuticas agrupadas bajo el nombre de bioterapias. La terapéutica homeopática nunca es tóxica y no provoca efectos secundarios, ni dependencia. Es una terapéutica eficaz, no agresiva y respetuosa con nuestro organismo

Utilizar la homeopatía, significa hacer un favor a los enfermos evitándoles un tratamiento que conlleve riesgos yatrógenos. También significa promover la salud gracias a la acción preventiva que aportan sus medicamentos.

Con  35 años de experiencia  y más de 15.000 historias clínicas, el doctor Galdeano utiliza la homeopatía para la prevención y tratamiento de patologías pediátricas y del adulto. Especialmente útil en patologías de repetición en la infancia: asma y bronquitis, otitis, faringo-amigdalitis, dermatitis atópica, alergias. Cólicos del lactante, enuresis, trastornos del sueño, terrores nocturnos, miedos, etc.

Muy útil en patologías crónicas del adulto: respiratorias y ORL, dermatológicas, digestivas, psicológicas y neurológicas, reumatológicas, traumatológicas urológicas y obstetro-ginecológicas.

Homotoxicología

La homotoxicología es un concepto médico que estudia los efectos de las diversas sustancias nocivas para el ser humano, denominadas “homotoxinas”, y su implicación en el deterioro progresivo de la salud.

Desarrollada a mediados del siglo XX por el médico alemán H. Reckeweg, la homotoxicología representa un puente entre la homeopatía clásica y la medicina convencional. Partiendo de experiencias terapéuticas de la homeopatía e incorporando avances de las ciencias médicas para crear medicamentos de nuevo desarrollo.

Homotoxina viene del latín homo (hombre) y del griego toxon (toxina). Estas sustancias nocivas pueden proceder, por ejemplo, de la contaminación del medio ambiente, de errores alimentarios, de hábitos tóxicos, etc. Según su procedencia, las homotoxinas son exógenas (del medio ambiente, metales pesados, tabaco, gases industriales, etc.) o endógenas (las que se forman en el organismo en el curso de procesos fisiológicos o patológicos, CO2, úrea, ácidos grasos, ácido láctico, etc.).

La homotoxicología dispone de medicamentos que pueden ser usados en numerosas enfermedades como reumatismos, artrosis, trastornos inflamatorios, estados gripales y resfriados, alergias, alteraciones del sueño, estrés, vértigos, mareos, etc.

Además, como la sobrecarga de sustancias nocivas pueden predisponer a numerosas patologías, o incluso causar muchas dolencias crónicas, hay medicamentos orientados a activar y estimular los procesos naturales de eliminación de toxinas (terapia de detoxificación y drenaje).

El principal beneficio y ventaja frente a los medicamentos convencionales es su excelente tolerabilidad que, junto a su eficacia demostrada a través de estudios científicos publicados en revistas de prestigio internacional, hacen de los medicamentos antihomotóxicos una alternativa eficaz y segura para todos los pacientes, siendo especialmente útiles en los más delicados o en aquellos cuyas defensas estén disminuidas. Es el caso de los niños, personas alérgicas, pacientes polimedicados con tratamientos de larga duración o durante el embarazo. 

Además, estos medicamentos, gracias a su composición, no tienen efectos de dopaje, por lo que resultan muy útiles en los deportistas

Homeopatía infantil

Con 35 años de experiencia  y más de 15,000 historias clínicas, el doctor Galdeano aplica la homeopatía para la prevención y tratamiento de patologías pediátricas.

Es especialmente útil en patologías de repetición en la infancia como asma y bronquitis, otitis, faringo-amigdalitis, dermatitis atópica, alergias, cólicos del lactante, enuresis, trastornos del sueño, terrores nocturnos, miedos, trastornos del comportamiento y la atención, entre otros.

Medicina general y puericultura

Medicina General

Se encarga de mantener la salud en todos los aspectos, analizando y estudiando el cuerpo humano en forma global.

Puericultura

Promueve la práctica de la salud, los cuidados y la crianza que debe darse a los niños durante los primeros años de vida para que tengan un desarrollo sano integral:

  • Aplicando tratamientos naturales respetuosos con el organismo y sin efectos secundarios ni toxicidad.
  • Estimulando las propias defensas (sistema inmunitario).
Con acción preventiva y terapéutica en patologías de repetición.

Nutrición celular activa

La nutrición celular activa se interesa, sobre todo, por las células, pequeñas unidades indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Tenemos entre 10 y 20000 millones de células que se reagrupan en órganos, debiendo asumir una función biológica concreta y vital.

Las investigaciones en biología celular han permitido establecer que las funciones de nuestras células se ven desequilibradas si están contaminadas (desechos metabólicos, toxinas) y/o tienen carencias en nutrientes esenciales (oligoelementos, vitaminas, ácidos grasos poli-insaturados, antioxidantes, aminoácidos).

Los desequilibrios que padecen las células se pueden relacionar con nuestro entorno, con nuestro modo de vida, con nuestros errores alimentarios así como con una mala asimilación de nutrientes. La importancia de estos desequilibrios a nivel celular condiciona, en gran parte, nuestro estado general.

La nutrición celular activa restaura el equilibrio del organismo mediante una detoxificación y la nutrición óptima de las células con el aporte de micronutrientes seleccionados por su calidad, y su origen natural: aceites vírgenes de primera presión en frío de gran pureza, plantas certificadas de cultivo biológico o salvaje, productos garantizados sin organismos genéticamente modificados, perlas y cápsulas elaboradas con gelatina de pescado, trazabilidad. Fórmulas científicamente equilibradas con dosis adaptadas a las necesidades del organismo.

Es una visión global, cuyo objetivo es optimizar el funcionamiento celular. Tras realizar el perfil bionutricional del paciente, se indican las pautas nutricionales. Se corrigen los desequilibrios utilizando productos adaptados a las necesidades individuales, restaurando el equilibrio bionutricional para obtener un mejor estado general.

Biopuntura

La biopuntura describe el uso de agentes bioterapéuticos para su inyección en puntos o áreas específicas. Estos agentes bioterapéuticos estimulan la curación natural en forma directa y eficiente, porque se inyectan precisamente en el área que es nuestro objetivo (zonas reflejas, puntos gatillo, puntos de dolor y diversas estructuras como músculos, tendones, articulaciones, tejido conectivo, ligamentos, periostio, y también subcutáneamente).

Esta técnica abre nuevas posibilidades para lograr el objetivo de ayudar a los pacientes cuando otras medidas han fracasado o cuando han demostrado provocar demasiados efectos adversos. La biopuntura abre una puerta de acción muy eficaz, partiendo de reflejos metaméricos, bien sean dérmicos, conjuntivos o musculares, acelerando de forma notable el proceso de bioregulacion. Es allí donde los medicamentos antihomotóxicos logran su mejor objetivo. 

Los productos bioterapéuticos son medicamentos que no suprimen las reacciones neuroinmunológicas ni interfieren con los sistemas fisiológicos de defensa del organismo. Se inyectan para estimular la curación natural, regular los procesos inflamatorios, regenerar tejido dañado, estimular la circulación sanguínea, regular reflejos neurales y estimular los mecanismos de detoxificación.

La Biopuntura se considera un puente entre la medicina natural y la medicina convencional porque tiene raíces en ambos mundos. Es una técnica médica de vanguardia por tres razones: en primer lugar utiliza un diagnostico convencional. En segundo lugar, los productos utilizados son medicamentos sometidos a rigurosas pruebas en cuanto a seguridad y fiabilidad. Por último, la técnica se realiza de acuerdo a las reglas de la medicina convencional.

También puede considerarse como medicina natural porque estos agentes bioterapéuticos no muestran efectos adversos importantes y porque las inyecciones estimulan la curación natural en lugar de suprimir los síntomas.

Oligoterapia

Los oligoelementos son elementos minerales presentes en concentraciones de orden infinitesimal (muy pequeña cantidad) en nuestro organismo donde tienen una acción catalítica, siendo ésta la base de las funciones orgánicas. Se conocen como oligoelementos, palabra derivada del griego oligos (poco), en los países latinos, y como trace-elements en los países anglosajones (elementos traza o inapreciables).

La oligoterapia catalítica es muy efectiva en el caso de disfunciones o alteraciones orgánicas, no presentando contraindicaciones y de aplicación en cualquier momento de la vida.

La vida en nuestro planeta se rige por un complejo y armónico conjunto de reacciones químicas al que llamamos metabolismo y que se adapta continuamente al medio que le rodea para mantener un equilibrio al que llamamos homeostasis.

Estas reacciones serían demasiado lentas e incompatibles con la vida si no fueran catalizadas (aceleradas) por moléculas específicas llamadas enzimas y, a su vez, muchas enzimas necesitan a los oligoelementos en su estructura para ejercer su función de forma correcta y eficiente.

Los agentes patógenos producen, inicialmente, un desequilibrio que se manifiesta como patología funcional (malestar, cansancio, dolores difusos y otros síntomas similares). Si este proceso sigue adelante, la alteración funcional acaba transformándose en alteración estructural, lo que se traduce en una enfermedad orgánica.

Los oligoelementos son elementos minerales presentes en muy poca cantidad en nuestro organismo pero cuya carencia o disregulación provoca problemas de salud al repercutir en el funcionamiento de nuestro organismo (enzimas y metabolismo). Su principal campo de acción estaría a nivel de la patología funcional, cuando aún no hay un cambio estructural importante que acabe en una enfermedad orgánica aunque también son una ayuda importante es esta fase.

La oligoterapia catalítica basa su metodología en las diátesis, que no son más que la naturaleza particular de cada persona, su tendencia a enfermar en uno u otro sentido, en definitiva lo que llamamos terreno, y que responderá de una manera u otra a las agresiones.

Son la traducción tanto física como psíquica de cómo funcionan los sistemas de regulación en cada persona. Siempre hay que tratar con su oligoelemento, la diátesis correspondiente, además de usar otros oligoelementos (complementarios) para determinados síntomas o enfermedades.

Si los sistemas de regulación funcionan de forma exagerada nos encontramos ante la diátesis hiperreactiva, si funcionan demasiado poco estaríamos ante la diátesis hiporreactiva. Ambas son propias de niños y jóvenes.

A medida que avanzamos en un deterioro funcional, el sistema de regulación empieza a funcionar de forma anárquica constituyendo la diátesis distónica y cuando el sistema se agota y casi no funciona nos encontramos en la diátesis anérgica. Son las diátesis de involución o viejas.

Existe también el llamado síndrome de desadaptación, que puede estar presente en las 4 diátesis y que engloba diferentes disfunciones endocrinas (hormonales), requiriendo tratamiento con oligoelementos específico.

Flores de Bach

Las flores de Bach son preparados florales artesanales que se utilizan para tratar distintas afecciones emocionales. Para su creador, el Dr. Edward Bach, especialista en el sistema inmunológico, cualquier enfermedad tiene un origen emocional que, si persiste en el tiempo, terminará por debilitar el sistema inmunológico y ello favorecerá la aparición de distintos tipos de enfermedades.
Las flores de Bach trabajan sobre el campo emocional de las personas, sanando aquellos campos que debilitan el sistema inmune, por lo que si se restablece el equilibrio emocional, también se restablecerá la salud

Cada uno de los 38 remedios descubiertos por el Dr. Bach ayudan a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular, por ejemplo, el miedo, la falta de confianza, etc.

Organometría funcional:Electroacupuntura de Voll

 
Es la medida de los puntos de Acupuntura, desde un punto de vista eléctrico, en cuanto a resistencia al paso de la corriente, y su relación con los meridianos de acupuntura u órganos relacionados. El valor de la medida de los meridianos de acupuntura, tras una interpretación cuyas bases fueron sentadas por R.Voll, hace de la Electroacupuntura de Voll un apoyo diagnóstico rápido, seguro y sutil.
El método de Voll consiste en medir la capacidad de un punto de dejar pasar cierto tipo de corriente (conducción). Las mediciones se hacen en los puntos "ting" que tienen una relación directa con los órganos o sistemas del cuerpo y están situados en los extremos de los dedos de las manos y pies.
Permite tras la comprobación electrónica detectar aquellos fármacos, complementos o productos que estabilizan dichos puntos.
Se llama también organometría funcional ya que se mide la situación energética del órgano representado en cada punto de acupuntura.
Antes de una situación patológica, aparece un desequilibrio energético, expresado en forma de disfunción orgánica. La energía va por delante de la propia patología.
Al medir el punto de acupuntura  se detecta la emisión de una señal electromagnética que indica la situación energética del órgano representado en cada punto de acupuntura.
Contacte con el doctor y compruebe por qué es uno de los homeópatas más experimentados de Lleida.